Moringa Mexico

    Moringa oleifera se cultiva en muchos huertos de varios países asiáticos, africanos y centroamericanos principalmente. En estado salvaje, o asilvestrado, la Moringa es un colonizador bastante eficiente. Muy adaptable. Prefiere los suelos bien drenados y con agua en el subsuelo. Tolera suelos arcillosos, pero no encharcamientos prolongados.

    Acepta bastante bien el riego con aguas de desecho, lo que lo convierte en una especie idónea para el aprovechamiento de aguas depuradas, incluso de aguas residuales. En relación al pH del suelo, los mejores resultados se han obtenido en suelos de pH neutro o ligeramente ácido. No obstante en pruebas en atolones de suelo alcalino del pacífico donde se ha introducido soporta pH incluso superior a 8.5.

    Temperaturas: Lo ideal entre 20 a 40º C.

    Altitud: desde el nivel del mar, hasta los 1.000 mts (dependiendo también de la latitud).

    Régimen de lluvias: La moringa es bastante resistente a la sequía, pero bajo condiciones de stress hídrico su productividad se resiente y es necesario un aporte hídrico suplementario (riego). Por regla general con un indice de precipitaciones inferior a 300 mm por año los árboles requieren de algunos riegos periódicos para su estabilización. Lo ideal serían al menos 500 mm bien distribuidos durante todo el año para mantener árboles establecidos sin necesidad de riegos. 

    En sistemas agroforestales, esto es combinaciones de árboles con cultivos tradicionales o convencionales, la moringa es una especie ideal. Aporta una elevada cantidad de nutrientes al suelo al tiempo que lo protege de factores climáticos externos, erosión y excesiva desecación. Al ser la moringa un arbol de copa ancha, pero relativamente poco densa cubre y protege una área importante sin proyectar una sombra demasiado densa sobre los otros cultivos. En caso necesario es muy fácil aclarar o podar las moringas para conseguir una mayor penetración de luz solar.

    Podas: Son necesarias para estimular y mantener la producción de hojas frescas. La moringa admite cualquier poda, por drástica que sea, aunque se elimine la copa por completo. Los árboles se deben mantener (para producción de hojas) a una altura moiderada, que facilite la recolección, pero teniendo en cuenta la posible competencia por fitófagos (domésticos o salvajes) en las ramas a asu alcance.

    Propagación: Moringa oleifera, en nuestros ensayos es muy facil de propagar mediante semillas y actualmente estamos ensayando metodos de propagacióin vegetattiva.

    Plagas, en los ensayos y pruebas llevados a cabo en Gran Canaria las plantaciones han sido arrasadas por los conejos. La densidad de estos animales es relativamente baja pero al ser las moringas arboles muy apetecibles y la zona en que se plantaron muy seca y sin cubierta vegetal de ningún tipo no había ningún otro alimento disponible. Es imprescindible proteger los árboles jóvenes con tubos de tela metálica, firmemente anclados al suelo y de una altura mínima de medio metro. También es recomendable un control sobre los otros fitófagos, especialmente cabras.

    © 2014 Moringa Mexico

    145232